Mis noticias

Loading...
More about the News Bar

logo

logo

miércoles, 11 de mayo de 2016

La rampa

Era agosto o septiembre de 1997 y a mis padres les habían dicho que mi hermano se moría. Llevaba toda la vida en silla de ruedas y a los 16 le había brotado un cáncer en la garganta. Tiroides. Le quedaban semanas. No pudo suceder en un momento más raro. Nosotros vivíamos en una casa que habían ido construyendo mis padres mientras vivíamos en ella. Y una de las pocas cosas que quedaba por hacerse era la rampa. La rampa que le iba a permitir a mi hermano salir y entrar de casa sin ayuda se iba a construir cuando los médicos lo habían desahuciado.

Imagino a mis padres en su dormitorio aquellos días en un qué hacemos que no se atreverían ni a preguntarse. Los imagino mirándose a los ojos y decidiendo, al fin y al cabo, si se rendían. Si asumían que no tenía sentido construir aquella rampa enorme que rodeaba la terraza.
Entonces hicieron algo absurdo, algo hermoso, algo de padres: decidieron construirla. Fue un sábado, un sábado de verano en el que la hormigonera, vieja, verde, de hierro y de gasoil, empezó a sonar muy temprano. Mi hermano se moría en el hospital, pero mi padre, el Chichi, que nunca faltaba, mis tíos y yo, con 14 años y una camiseta de Pryca, estábamos allí. Sin hablar. Oyendo la hormigonera. Paladas. Arena. Piedras. Y algún gemido mío al levantar los sacos de cemento.
Entonces, ocurrió. Eran las ocho de la mañana y empezaron a salir hombres de todas las casas. Acudían al sonido de la hormigonera. Hombres de 40, de 50, 60 y 70 años bajando con ropa de trabajo. Los recuerdo poniéndose guantes, incorporándose al tajo sin preguntar, pasándome manos enormes por la cabeza a modo de saludo. Todos los vecinos de Lluja, que así se llama mi barrio, diciéndole al cáncer de mi hermano que todavía no, que aquella tarde, en el hospital, podríamos contarle que había venido todo el barrio: «Todos, Ricardo, han venido a hacer la rampa». «¿Ya está hecha la rampa?». «Ya la tienes, para cuando vengas a casa».
Nadie supo explicar cómo, mi hermano empezó a mejorar después de aquel día. Y vivió casi un año más. Un año en el que a veces pudo usar la rampa sin ayuda y otras hubo que empujarlo. Cuento esto tan íntimo porque desde entonces, cuando vienen mal dadas, me digo que hay que construir la rampa. Porque, para mí, esos hombres viniendo significan la palabra barrio. Porque en Lluja nunca nos han dejado sentirnos solos. Porque esa mañana de hace casi 20 años contiene todo lo que me enamora del ser humano.
Javier Gómez Santander

viernes, 29 de abril de 2016

29 imágenes que te harán pensar

"La realidad está ahí, pero no reparamos en ella. No queremos verla". Así expresa el fotoperiodista Czuko Williams cómo, muchas veces, la sociedad intenta evadirse de problemas sociales como la inmigración, los desahucios, los sin techo o los derechos de los niños. Williams es uno de los cuatro finalistas de la XVIII edición del Premio Internacional de Fotografía Humanitaria Luis Valtueña, convocado por Médicos del Mundo y que este año se ha centrado en estas cuatro cuestiones.

PINCHA AQUÍ PARA ENTRAR EN LA PÁGINA

jueves, 28 de abril de 2016

Judíos Ortodoxos - 21 Días

Meritxell Martorell, presentadora del programa 21 Días, viajará a Nueva York y Guatemala para convivir durante tres semanas bajo las rigurosas reglas religiosas, el fiel cumplimiento de la Torá, las normas de recato y la clara diferenciación de costumbres entre hombres y mujeres que caracterizan a las comunidades de judíos ultraortodoxos.
PINCHA AQUÍ PARA VER EL PROGRAMA

jueves, 14 de abril de 2016

The man from earth

Un hombre se despide de sus compañeros, profesores de universidad, y les comenta que realmente es un hombre prehistórico que lleva vivo 14.000 años. Una mezcla única de teología, fantasía biológica y juegos mentales. Cualquier interesado en las películas como vehículos de ideas y discusiones sobre la naturaleza de la humanidad, la religión y la historia la encontrará apasionante.

Por nosotros - Ocer y Rade

domingo, 3 de abril de 2016

Fundación Digital Bible

La Fundación Digital Bible tiene su razón de ser en estudiar, investigar, enseñar y divulgar la Biblia a todo el mundo a través de las Nuevas Tecnologías de la Información y Comunicación en esta Era Digital.

La FDB se emplea decididamente en adaptar la Biblia al mundo digital y sirva de estímulo para ser leída por todas las generaciones del planeta, y de este modo se pueda conocer y transmitir el tesoro que se nos ha legado a través de los siglos.
PINCHA AQUÍ